La Federación Internacional de Judo ha confirmado, a dos semanas del inicio del ranking hacia París 2024, la vuelta de los judokas rusos y bielorrusos a la competición.

Lo harán, eso sí, bajo condición neutral. Por el momento, no podrán participar bajo su bandera e himno, medidas que ya se vieron en muchos deportes hace algunos meses. Desde que estalló el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, el mundo del deporte se volcó ante la recomendación expresa del Comité Olímpico Internacional, prohibiendo la asistencia de deportistas rusos y bielorrusos a toda competición oficial.

Del 24 al 26 de junio se celebrará en Ulán Bator el Grand Slam de Mongolia, evento que inaugurará el camino hacia los Juegos Olímpicos de París 2024. En él se producirá el retorno de judokas rusos y bielorrusos a la competición, abriendo una nueva era en el deporte tras el veto generalizado de, prácticamente, la totalidad de disciplinas.

Desde Rusia ya se solicitó desde hace semanas la vuelta de sus deportistas, con denuncias y protestas públicas que, al fin, parece que han tenido su recompensa. ¿Tomarán otras modalidades el mismo camino que el judo a corto plazo? Es de esperar que sí. Por lo pronto, en dos semanas, los judokas rusos y bielorrusos podrán volver a la competición en el momento idóneo: el Grand Slam de Mongolia será la primera prueba puntuable para el ranking olímpico hacia París 2024.

Judo – Noticias y calendario

Federación Internacional de Judo – Web Oficial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.