Jordi Ribera mantiene a los mismos diecinueve jugadores que han jugado este fin de semana el Torneo Internacional de Cuenca para la cita europea. Los hispanos defienden el doble título continental tras las victorias de 2018 y 2020.

Una vez finalizado el segundo partido de preparación (victoria contra Polonia por 26-25) y habiendo conseguido el título del Torneo Internacional de Cuenca, el técnico del conjunto español, Jordi Ribera, ha dado a conocer la lista definitiva de seleccionados para disputar el Campeonato de Europa, que se celebra en Eslovaquia y Hungría a partir del próximo jueves 13 de enero. Ribera apuesta de nuevo por los diecinueve jugadores que ya convocó para la preparatoria tras elogiar el nivel grupal y anímico demostrado en estos dos partidos. “El grupo ha entrenado muy bien y con un volumen de trabajo muy alto. He visto a la gente muy implicada y con el sentimiento, tanto veteranos como nuevos, de querer entrar en la dinámica y encontrar su espacio en la selección”, confesaba el seleccionador español.

De este modo, hasta cinco jugadores competirán por primera vez en una cita continental con los Hispanos, debutando el primer día de torneo (13 de enero) frente a la República Checa. La convocatoria queda, por lo tanto, de esta manera:

  • Portería: Gonzalo Pérez de Vargas (Barça), Rodrigoo Corrales (Telekom Veszprém), Sergey Hernández (SL Benfica)
  • Central: Agustín Casado (Logroño La Rioja), Ian Tarrafeta (PAUC Handball)
  • Lateral Derecho: Jorge Maqueda (Telekom Veszprém), Eduardo Gurbindo (Dinamo Bucaresti)
  • Lateral Izquierdo: Antonio García (Fraikin Granollers), Chema Márquez (Fraikin Granollers), Joan Cañellas (Kadetten Schaffhausen)
  • Extremo Derecho: Ferran Solé (PSG), Aleix Gómez (Barça), Kauldi Odriozola (Bidasoa Irun)
  • Extremo Izquierdo: Ángel Fernández (Barça), Aitor Ariño (Barça)
  • Especialista Defensivo: Miguel Sánchez-Migallón (Lomza Vive Kielce)
  • Pivote: Adriá Figueras (Chartres Métropole Handball), Gedeón Guardiola (TBV Lemgo Lippe), Iñaki Peciña (PAUC Handball)

España logró vencer a Polonia (26-25) y a Irán (36-22) y consiguió levantar el título del Torneo de Cuenca antes de viajar a Eslovaquia para afrontar el Europeo de 2022. La expedición española volará en la tarde del martes 11 rumbo a Viena para, desde allí, desplazarse hasta Bratislava, la sede de España para la ‘Preliminary Round’ y la ‘Main Round’ (en caso de acceder). Ribera resaltó tras oficializar la convocatoria la importancia de los partidos disputados en Cuenca, afirmando que “en estas fases de construcción de un grupo nuevo, quizás eches de menos algún partido más por el mero hecho de generar automatismos y combinaciones, pero se agradece haber podido enfrentarnos a Irán y Polonia y poder rodar y pulir detalles en dos contextos y estilos de juego diferentes”.

Ahora, el siguiente objetivo es el de hacer que esta nueva generación de jugadores luchen por mantener el honor europeo que se le reconoce a España en el balonmano. “Llegamos a una competición muy exigente sabiendo que habrá que trabajar mucho y en la que debemos ir creciendo día a día. República Checa, Suecia y Bosnia Herzegovina nos obligarán a dar lo mejor de nosotros si queremos pasar de ronda”, concluyó el técnico. Este será, por lo tanto, el primer escalón que tenga que superar la selección española en Eslovaquia.

Real Federación Española de Balonmano (RFEB) – página web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.