Los cuatro Grand Slams han anunciado que, a partir de la edición de Roland Garros de este mismo año, el quinto set se decidirá con un supertiebreak a 10 puntos en caso de llegar empate a 6.

Esta medida no es totalmente nueva en los grandes torneos del mundo del tenis, ya que en 2019 el Open de Australia introdujo esta regla. Ahora, todos los Grand Slams se han puesto de acuerdo para adoptar este cambio histórico y decir adiós, de una vez por todas, a los partidos interminables.

Según ha confirmado Amélie Mauresmo, directora del Roland Garros, esta decisión se ha tomado pensando en la salud de los jugadores: “Si acabas 13-11 en el 5º set, tu torneo queda hipotecado en la siguiente ronda”. Además, esta medida también evitará retrasos excesivos en el orden de juego y, por consiguiente, problemas con los derechos televisivos.

De esta forma, quedarán ya para la historia partidos como el mítico Isner-Mahut en 2011 en Wimbledon, que duró más de 11 horas y se tuvo que dividir en varios días. Posiblemente, este nuevo formato hace que los grandes torneos internacionales pierdan algo de su esencia y tradición, pero los tenistas tendrán un menor sufrimiento físico.

Cabe destacar que, aunque la decisión parece estar tomada, la medida se pondrá en liza a modo de prueba durante el Roland Garros de 2022 y, posteriormente, las organizaciones de los diferentes Grand Slams discutirán si implementarla oficialmente de cara a la próxima temporada.

Tenis – Noticias y calendario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.