Toda la comunidad que envuelve al pentatlón moderno sigue sin dar crédito. Atletas, aficionados y hasta miembros de Federaciones como la británica se han volcado públicamente en contra de la UIPM (Unión Internacional de Pentatlón Moderno).

Tanta es la indignación ante la eliminación de la hípica de este deporte, que cerca de 700 pentatletas han firmado una petición mostrando su total desacuerdo con Klaus Schormann, actual presidente de la UIPM: “Declaramos públicamente nuestra nula confianza con el presidente y su Comisión Ejecutiva; nos negamos a que se destruyan 109 años de historia de nuestro deporte de esta manera”.

La UIPM ya adelantó esta semana que propondrá al conjunto de atletas la oportunidad de debatir qué nueva modalidad pase a sustituir a la hípica tras los Juegos de París 2024. No obstante, este cambio no sólo no ha convencido al mundo del pentatlón, sino que ha hecho que, a día de hoy, el problema vaya más allá de lo meramente deportivo.

En respuesta a la carta firmada por los atletas, la UIPM ha salido al paso declarando que lo idóneo será establecer un “diálogo amistoso entre ambas partes”. Además, vuelven a detallar la intención de proponer a todos y cada uno de los deportistas la oportunidad de consultar y debatir la nueva estructura del pentatlón: “Somos conscientes del gran impacto que supone la noticia de esta semana; animamos a todos los atletas a que, junto con sus Federaciones Nacionales, aporten ideas para el nuevo rumbo de nuestro deporte”, explicaba la UIPM en sus redes sociales.

La próxima semana, la Comisión Ejecutiva de la UIPM volverá a reunirse en Mónaco para seguir debatiendo acerca de la nueva modalidad que sustituya a la hípica a partir de París 2024. Bajo coste, fácil accesibilidad o no estar reconocida por el COI como Federación Internacional son algunos de los requisitos que dictó la UIPM en la búsqueda de esta disciplina.

Por el momento, según lo escuchado y visto por parte de los deportistas, el único deseo de toda la comunidad del pentatlón es que se luche por mantener la tradición histórica de este deporte, sin renunciar a la hípica como una de sus cinco pruebas.

El próximo 28 de noviembre, la UIPM tiene programado un nuevo consejo electoral en el que se establecerá el grupo de trabajo oficial de la quinta y esperada nueva modalidad que sustituya a la equitación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.