La Federación Internacional de Natación (FINA) reconoció este lunes que se encuentra muy alejada de los nadadores, con los que prácticamente no tiene relación. La reforma busca crear una Unidad de Integridad Independiente Acuática con la que tener más control sobre los casos de dopaje, ganarse de nuevo a los deportistas, acercarse a ellos y promover la disciplina.

“Los nadadores, en particular, tienen poca fe en la integridad del sistema ético y la adjudicación del manejo antidopaje de la FINA”

Asesores nombrados por la Federación

Unos de los casos más recientes fue el del nadador chino Sun Yang. El tribunal disciplinario de la FINA decidió absolver al ídolo chino y se presentó en el Mundial de Gwangju 2019. Sun Yang se alzó con el oro en 200 y 400 metros libres, desatando la polémica y el rechazo por parte del resto de nadadores y de aficionados a la natación. Mack Horton, nadador australiano que comparte una gran enemistad con el chino Yang, se negó a compartir podio con él en la ceremonia de los 400m libres, lo que avivó aún más la polémica. La imagen de Yang en el podio dio la vuelta al mundo, al igual que sus posteriores reproches al nadador australiano. El padre de Horton añadió que “la gente de Yang no les dejaba vivir” y que incluso “lanzaban excrementos de perro” a su jardín, además de “amenazas de muerte”.

Mack Horton AUS negándose a subirse al podio de los 400m libres en el Mundial de Gwangju 2019 | Giorgio Scala / Deepbluemedia / Insidefoto

La suspensión de Sun Yang comenzaba en febrero de 2020 y consistía en ocho años de suspensión. Pero el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le redujo de ocho a cuatro años y tres meses de suspensión la sanción que le había impuesto inicialmente por obstaculizar un control antidopaje y destruir las muestras en septiembre de 2018.

La propuesta Unidad de Integridad Acuática podría entrar en vigor y comenzar sus labores en junio, si las asociaciones miembro FINA aprueban la propuesta que se debatirá en diciembre. Husain Al-Musallam aseguró que habría cambios y se modernizaría la institución tras ser elegido como nuevo presidente de la FINA el pasado mes de junio.

Uno de los primeros movimientos del presidente kuwaití fue la incorporación de Brent Nowicki como Director General. Nowicki (35, estadounidense) llega a la FINA tras varios años como abogado y asesor en el TAS. “Los atletas en nuestras disciplinas merecen lo mejor en términos de protección de la integridad, ya sea en relación con el antidopaje, la manipulación de la competencia, el acoso, el abuso u otras violaciones éticas”, sugirió el nuevo CEO de la FINA.

Al-Musallam prometió involucrarse más con los atletas y está en conversaciones con Matt Biondi, el estadounidense que lidera la recién fundada Alianza Internacional de Nadadores. Uno de las próximos cambios podría ser el de las siglas FINA, que se recomendaron cambiar por su nombre tradicional en francés (Fédération Internationale de Natation).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.