“Me la tienes que conseguir, Rubi, me hace mucha ilusión jugar los Juegos Olímpicos, tenemos que llevar esto en secreto”. Así pidió Gerard Piqué, jugador del Fútbol Club Barcelona, a Luís Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol, competir en Tokio 2020.

Esta misma mañana, el diario El Confidencial ha vuelto a sacar a la luz nuevos audios entre el futbolista y el actual presidente de la RFEF. Los mensajes, pertenecientes al verano de 2019, se produjeron a raíz de la clasificación de la selección Sub-21 para los pasados Juegos Olímpicos: “Estoy aquí en Bahamas y acabo de ver el partidazo de la Sub-21 contra Polonia… ¡Dios! ¡Cómo se han clasificado! Esta me la tienes que hacer, Rubi, me la tienes que conseguir (…) lo tenemos que mantener muy en secreto, tío”.

La confianza entre Piqué y Rubiales ha quedado demostrado, una vez más, ir más allá de lo meramente empresarial, profesional y laboral. En la rueda de prensa convocada el lunes por la noche a través de su canal de Twitch, el jugador catalán explicó que “el buen trato existente entre el ‘Presi’ y yo se debe a todos los años que he vestido la camiseta de la selección, es algo normal”. Luís Rubiales, según las grabaciones filtradas esta mañana, respondió en aquel verano de 2019 ilusionado ante la propuesta olímpica del futbolista: “Por mí encantadísimo; incluso podrías volver a la selección absoluta, ¡que te necesitamos!”.

Este buen trato, a pesar de negar continuamente la inexistencia de conflictos de interés y de solicitud de favores personales, va demostrándose haber llegado, cada vez, más lejos. Además de la polémica por el sonado caso de la Supercopa en Arabia Saudí, estos nuevos audios reflejan la confianza entre ambos protagonistas hasta el punto de pedir, llevar en secreto, que se haga todo lo posible para incluir a un jugador en una convocatoria internacional.

Cabe recordar que, en fútbol masculino, los equipos que compiten en los Juegos Olímpicos deben estar formados por jugadores menores a 23 años a excepción de un máximo de tres integrantes sin límite de edad. Es por ello que Gerard Piqué se tomó la licencia de pedir expresamente al Presidente de la RFEF ser uno de esos tres jugadores (a pesar de anunciar en agosto de 2018 que no volvería a jugar representando a la selección española), eso sí, “llevando todo en secreto hasta el último momento”.

Finalmente, Piqué no entró en una convocatoria que, a la postre, se saldaría con la medalla de plata lograda tras una competición seria y comprometida de nuestra selección, derrotada en la final olímpica ante Brasil.

Real Federación Española de Fútbol – Web Oficial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.