Lo que era un secreto a voces se ha acabado confirmando este mismo lunes. La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, en una de sus rutinarias ruedas de prensa, ha afirmado la noticia, declarando eso sí que espera el mejor rendimiento de los atletas durante la cita.

“El Gobierno de Joe Biden no tendrá representación alguna, ni diplomática ni oficialmente; Estados Unidos tan sólo irá a Pekín con los deportistas”

Jen Psaki, portavoz de la Casa Blanca

La delegación americana viajará a China sin representación diplomática, como protesta por las carencias en derechos humanos que sufre actualmente la sociedad del país asiático. Según se ha declarado desde el Gobierno americano, Estados Unidos no será cómplice de ninguna celebración o evento organizado por Estados cuya forma de vida vulnere la libertad de la ciudadanía. No obstante, en consonancia con lo solicitado desde el Comité Olímpico de Estados Unidos, se ha respetado la labor de los deportistas, quienes acudirán a China para participar en la XXIV edición de los Juegos de Invierno.

Por su parte, la reacción desde el país asiático no se ha hecho esperar. Desde China se ha afirmado que aquel que intente romper el protocolo establecido “pagará su precio”. “Estados Unidos está intentando trastocar la normalidad de los Juegos por su sesgo ideológico”. En las últimas horas también se ha conocido la negativa de Nueva Zelanda a enviar representación oficial a la cita invernal.

Programados del 4 al 20 de febrero en Pekín, la cita invernal sigue inmersa en un halo de tensión desde hace meses, con la pandemia, los asuntos diplomáticos y, recientemente, el caso Peng Shuai, bajo el punto de mira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.