Época de cambios para la selección femenina de waterpolo. La generación más exitosa de nuestra historia vive tiempos de renovación en un año en el que, tras la plata olímpica en Tokio, son ya cuatro las jugadoras que han anunciado su retirada del equipo nacional.

A las despedidas de Roser Tarragó y Marta Bach se han unido esta misma semana las de Clara Espar y Elena Sánchez. Ayer lunes Clara anunciaba su marcha de la selección tras 10 temporadas como internacional, habiéndose convertido en toda una referente en los esquemas de Miki Oca a sus 27 años. Olímpica en Río 2016, doble subcampeona mundial (2017 y 2019), oro (2020) y bronce (2018) continental, y plata en los últimos Juegos de Tokio 2020; amplio palmarés de una Clara que se centrará, a partir de ahora, en su club, el Mediterrani.

Por su parte, la guardameta Elena Sánchez, fija en las convocatorias nacionales desde 2018, ha confirmado hoy mismo que no volverá a vestir la indumentaria del equipo nacional: “La decisión ha sido la más dura que he tomado hasta ahora, pero lo necesitaba mentalmente; no merece la pena continuar con algo que me estaba haciendo infeliz”. A través de su perfil de Instagram, la jugadora de Tarrasa anunciaba así su despedida de la selección, quien también a sus 27 años de edad decide apartarse de los compromisos internacionales. Durante su etapa con España, Clara fue partícipe del bronce continental en 2018, la plata mundial en 2019, el título europeo de 2020 y la plata olímpica alcanzada en Tokio este mismo verano.

Cuatro jugadoras de una generación histórica que, sin alcanzar una edad excesivamente veterana para la élite del waterpolo, dicen adiós a continuar formando parte del equipo nacional.

Real Federación Española de Natación – Sección Waterpolo Web Oficial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.