Carlos Alcaraz reina también en Barcelona. Ayer sumó su tercer título de la temporada y el cuarto ATP de su carrera tras superar a Pablo Carreño en la final del Conde de Godó. Además, hoy ha amanecido por primera vez entre los 10 mejores del mundo, concretamente en el 9º lugar.

Durante la semana, Carlos Alcaraz ha demostrado su frenética evolución tenística y madurez. Y es que, a pesar de que la final se resolvió en poco más de una hora por 6-3; 6-2, el camino del murciano por la tierra barcelonesa no ha sido nada sencillo.

Empezó su andadura frente a Kwon, al que superó sin demasiados problemas, aunque se despistó y cedió el segundo set. Tampoco tuvo excesivos problemas frente a otro español, Jaume Munar, contra el que estuvo en pista una hora y cuarto.

Sin embargo, los partidos de cuartos de final y semifinales fueron muy duros e incluso pusieron contra las cuerdas a Alcaraz. En los cuartos de final se enfrentó a Tsitsipas, al que superó por tercera vez en los tres duelos en los que se han enfrentado. El tenista español sacó de quicio al griego, el cual, fruto de su desesperación, cerró el primer set con un pelotazo hacia el cuerpo de Alcaraz.

El murciano estaba totalmente crecido, pero con 4-1 a su favor en el segundo set y con el partido en su mano, Tsitsipas se creció y empató el partido. Parecía que el griego podía eliminar a Alcaraz, pero este sacó su mejor tenis para endosar un 6-2 al actual número cinco del mundo. Con esta victoria “Carlitos” entraba por primera vez en el Top10 mundial.

Por último, su rival para pasar a la gran final fue De Miñaur. En este partido el australiano fue superior, sobre todo en los dos primeros sets. De hecho, el murciano salvó dos bolas de partido. De nuevo, su fortaleza mental, física y de juego decantó el partido a su favor.

El mismo domingo se enfrentó a Carreño, en la primera final española en el torneo desde 2013. Pablo completó una gran semana, eliminando a rivales de alto nivel como Ruud, Sonego o Schwartzman, pero no pudo hacer nada frente a la gran promesa y realidad española.

De nuevo, Alcaraz se confirma como una amenaza para todos sus rivales y como un candidato a ganar cada torneo en el que participe. Tras irrumpir en el Top10, ganar un ATP250, dos ATP500 y un Masters 1000, su próximo objetivo es claro: levantar un Grand Slam.

Tenis – Noticias y calendario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.